Mito médico: la micción frecuente por la noche es sólo un signo normal de envejecimiento.

Mito médico: la micción frecuente por la noche es sólo un signo normal de envejecimiento.

Todos desean despertar por la mañana sintiéndose descansados y refrescados. Pero con demasiada frecuencia la necesidad de usar el baño interrumpe nuestro sueño tranquilo. La micción nocturna es definitivamente más común en personas mayores de 60 años. A medida que envejece, el cuerpo produce menos hormonas que le ayudan a retener líquidos.

Además, a medida que usted envejece, es más probable que tenga otros problemas de salud que hacen que necesite ir al baño por la noche. En los hombres, el agrandamiento de la próstata es una causa común. Por lo general, no es grave, pero evita que se vacíe la vejiga. Después de la menopausia, las mujeres producen menos estrógeno. Esto puede causar cambios en el tracto urinario que hacen que usted tenga que ir al baño con más frecuencia.

Sin embargo, el envejecimiento no es el único factor que contribuye a la micción nocturna. Otras causas incluyen infecciones urinarias crónicas (ITU), beber grandes cantidades de líquidos antes de acostarse (especialmente alcohol o bebidas con cafeína) y tomar medicamentos recetados que exageran la micción (diuréticos). Algunas afecciones médicas como la diabetes o la insuficiencia hepática también pueden hacer que su cuerpo produzca demasiada orina.

A veces no es el impulso de ir al baño lo que hace que usted se despierte, sino el síndrome de piernas inquietas, el dolor crónico, los sofocos o la apnea del sueño lo que podría ser realmente el culpable de despertarlo. Por supuesto, una vez que esté despierto, sentirá la necesidad de ir al baño. A veces, al tratar esos tipos de problemas, usted puede incluso resolver el problema de la micción nocturna también.

A medida que usted envejece puede aceptar la nueva normalidad de levantarse para ir al baño por la noche, pero también debe discutirlo con su médico. Hay opciones de tratamiento disponibles dependiendo de la causa subyacente. Si usted ha tratado de controlar los viajes frecuentes al baño por su cuenta y continúa empeorando, definitivamente debe consultar a su médico. Si usted tiene que ir al baño más de dos veces durante sus seis a ocho horas de sueño, puede tener una afección llamada nicturia. Las afecciones graves, como el cáncer de vejiga o de próstata, podrían ser la causa.

Enlaces de interés:
Cálculos renales: Síntomas y causas
Por qué la torsión testicular es una emergencia médica
4 maneras de prevenir la incontinencia urinaria
Enfermedad de Peyronie
Prolapso de órganos pélvicos – ¿Qué es y cómo se corrige?