Tratamiento efectivo al Varicocele

El varicocele es la dilatación de las venas que recogen la sangre del testículo, debido a la presión que ejerce la sangre sobre las partes más declives y a la incompetencia de las válvulas venosas, formándose varices alrededor del testículo. Alrededor de un 15% de los hombres lo desarrollan.

¿Desea más información sobre como tratar el varicocele?




Varicocele: qué es?

Se trata de la dilatación varicosa de las venas del testículo . En la gran mayoría de los casos compromete el testículo izquierdo. Es menos común verlo en el testículo derecho, aunque se documenta esporádicamente en él. Suele diagnosticarse en hombres jóvenes en citas rutinarias de chequeo por parte del médico general. Así mismo, se acostumbra ver en los jóvenes que son sometidos al examen físico previo a incorporación a las fuerzas militares. Razón rutinaria para descartarlos del servicio militar o del inicio de la carrera castrense.

Varicocele: cómo se diagnostica?

El examen físico realizado por un médico general o médico urólogo en su consultorio es la prueba diagnóstica por excelencia. Al revisar los genitales externos, el médico palpa con sus manos la presencia de las dilataciones varicosas del plejo pampiniforme, que es como se llama anatómicamente a las venas del testículo. Se clasifica de acuerdo a la intensidad de la tortuosidad de estas venas. Grado I, corresponde a la dilatación que se palpa cuando se le pide al paciente que puje. Grado II, cuando se detecta la dilatación al palpar minuciosamente el testículo y el cordón espermático. Y el que se detecta fácilmente a la inspección visual por parte del examinador, se denomina grado III. Éste último grado es el más severo y, en muchas ocasiones, incluso es visto durante su baño matutino por parte del mismo paciente.

A menudo también se hace el diagnóstico de manera radiológica cuando al paciente le solicitan ecografía testicular por un dolor testicular u otra alteración de los genitales externos.

Varicocele: por qué se ocasiona?

El origen y la fisiopatología de esta tortuosidades se debe a una condición en que las “válvulas” intrínsecas de estas venas son defectuosas. De tal manera, la sangre que viaja en sentido contrario de la gravedad desde el testículo hacia la porción superior del cuerpo, en búsqueda de la vena cava, se acumula y ensancha dichos vasos. Así mismo, se sabe que afecta predominantemente el testículo izquierdo debido a que la inserción de la vena testicular de este lado ocurre sobre la vena renal izquierda y no sobre la cava. Lo que aumenta, por mayor longitud de la columna de sangre, el peso del líquido sanguíneo sobre la vena. Por otro lado, se cree que existe un efecto de compresión de la vena renal izquierda entre los grandes vasos. Lo anterior facilita también el aumento de presión sobre el retorno venoso de la vena testicular izquierda.

Varicocele: síntomas

La gran mayoría de hombres que tienen varicocele deambulan por la vida sin darse cuenta. Sólo un 15-20% de los paciente presentan síntomas. Suelen consultar por dolor testicular con la posición bipedestre prolongada, disminución del tamaño testicular o por infertilidad. Es decir, luego de gozar de vida de pareja y querer concebir hijos no logran dejar embarazada a la señora.

Varicocele: tratamiento

Si el paciente cursa con dolor testicular que modifica su calidad de vida, el testículo afectado se ha disminuido de tamaño o sufre de infertilidad, necesita tratamiento. La terapia a la fecha es una cirugía llamada varicocelectomía. Consiste en ligar las venas testiculares a nivel inguinal y facilitar el recorrido de esta sangre por otros territorios venosos. Este procedimiento es efectuado por un urólogo en salas de cirugía, generalmente bajo anestesia regional. Su desenlace es generalmente favorable y es de naturaleza ambulatoria.

Varicocele: pronóstico

En excelentes manos, la cirugía de varicocele es de muy buena evolución. Al cabo de diez a catorce días el paciente retorna a sus actividades usuales. La cicatriz suele ser de pequeño tamaño y sin mayor dolor. Sólo en un 8-10% de los casos pueden verse complicaciones como persistencia del varicocele, dolor testicular, hidrocele, infección o sangrado de la herida.