Solución a la Fimosis

La fimosis es un fenómeno inflamatorio y cicatricial que compromete el prepucio e impide su normal retracción. Por ende el varón que la padece no puede “bajar” el “cuerito” del pene y exponer la cabeza del pene.

¿Desea más información sobre como tratar la fimosis?




Fimosis: definición

La fimosis es un fenómeno inflamatorio y cicatricial que compromete el prepucio e impide su normal retracción. Por ende el varón que la padece no puede “bajar” el “cuerito” del pene y exponer la cabeza del pene.

En los niños esta condición es natural o fisiológica hasta la edad de tres o cuatro años. Todos los varones nacemos con el prepucio cerrado y, conforme pasan los primeros años de vida, se “ablanda” y retrae por sí solo.

Fimosis: causas

En los menores de edad, la principal causa de fimosis es el retraso en el proceso de maduración de la piel prepucial. Lo anterior impide su natural retracción posterior a los cuatro años de vida. En otros niños se debe a “ejercicios” del prepucio que deliberadamente desgarran esta piel y facilitan cicatrización. En los adultos, suele ser producida por cuadros a repetición de balanopostitis. Dicha inflamación del glande y el prepucio compromete y transforma crónicamente al prepucio y lo cicatriza. Así mismo, es muy frecuente ver en mayores a cuarenta años su relación con liquen escleroso y atrófico. Una enfermedad también conocida como balanitis xerótica obliterante.

Fimosis: tratamiento

En niños, la mayoría de los urólogos podemos recomendar inicialmente tratamiento tópico con corticoides por seis semanas. So pena de que no exista una franca condición cicatricial del prepucio. De lo contrario solemos ofrecer circuncisión bajo anestesia general.

En adultos casi inexorablemente recomendamos realizar la circuncisión, ya sea bajo anestesia local o regional. Suele hacerse de índole ambulatoria y su recuperación es pronta y casi indolente.