Urólogo: atención para Hombres

Urólogo: atención para Hombres
4.7 (93.33%) 3 vote[s]

Decía William Osler en el siglo XIX, que el “el buen galeno trata la enfermedad y el gran médico trata al paciente que tiene la enfermedad”; de esta manera, el urólogo es el médico especialista que aborda a los varones que padecen enfermedades concernientes a los riñones, uréteres, vejiga, próstata, uretra, pene y testículos. Inicialmente versada por cirujanos en el siglo diecinueve, fue en los Estados Unidos de principios del siglo veinte que surge la urología como especialidad distinta de la anterior. Con el nacimiento de las residencias médicas en Baltimore, se formaron los primeros médicos cuya labor fuera el tratamiento quirúrgico de las enfermedades del tracto urinario y los genitales masculinos. Para ese entonces, ante la ausencia de muchos de los medicamentos que actualmente ya existen, como la penicilina, quimioterapéuticos y demás, muchos de los padecimientos se enfrentaban con cirugía. A partir de aquella época se vislumbró que los tumores renales, cálculos urinarios, tumores vesicales, problemas de próstata y tumores de los genitales se manejaban con excelentes resultados gracias a extirpaciones quirúrgicas y tratamientos reconstructivos.

En efecto, el médico urólogo recibe como motivo de consulta al varón que es aquejado por:

⁃ Detección temprana del cáncer de próstata
⁃ Problemas de próstata
⁃ Balanopostitis, alteraciones del pene y el prepucio
⁃ Cálculos urinarios
⁃ Infecciones urinarias
⁃ Verrugas genitales
⁃ Infecciones de transmisión sexual
⁃ Orina con sangre (Hematuria)
⁃ Disfunción eréctil
⁃ Eyaculación precoz
⁃ Enfermedades del riñón
⁃ Tumefacción testicular (inflamación de los testículos)
⁃ Deseo de planificación (no tener más hijos)

A lo largo de la vida, jóvenes o mayores, presentaremos en alguna ocasión una de las quejas arriba mencionadas. Hemos visto algún familiar con infección en la orina?. Nos han dicho que nuestro abuelo sufre de prostatismo y le cuesta demasiado trabajo orinar?. Nos ha llamado algún amigo que “le sale algo por la uretra, como pus”?. Un hermano nuestro ha manifestado que tiene problemas con su esposa ya que no tiene la calidad de la erección como solía ser años atrás?. Algún amigo está preocupado y nos pregunta: “Quién podrá tratarme unas verrugas que me salieron en el pene”?. Nuestro papá está preocupado porque esta mañana, cuando fue al baño, resultó expulsar orina con sangre. Ayer en la mañana el vecino tuvo que ausentarse de su trabajo debido a que presentó un fuerte cólico renal que lo obligó a acercarse al servicio de urgencias. Nos enteramos que un conocido lo iban a llevar a prestar el servicio militar y le encontraron, durante el examen médico de ingreso a las fuerzas militares, que padecía de varicocele. En una reunión familiar resultó hablando un tío que ya tiene tres hijos y desea no tener más. Preguntó si existía alguna manera de volverse estéril.

Qué se espera de una cita con el urólogo?

En primera instancia, una atención extraordinariamente amable, cálida y de amistad. El encuentro entre el paciente y su urólogo fundamenta los excelentes resultados a favor del enfermo, posterior a establecer acuciosa escucha sobre los síntomas, antecedentes de salud y un preciso y completo examen físico. De esta manera se logra hacer un diagnóstico muy bien definido del que nace el tratamiento a prescribir, ya sea de índole quirúrgica o farmacológica. Una vez realizado el tratamiento, el paciente manifiesta su satisfacción y alegría por sentirse tratado por excelentes manos y un criterio acertado.

Qué tratamientos ofrece el especialista en urología para varones?

En esencia, de acuerdo al análisis del caso de cada paciente, se puede requerir de un tratamiento farmacológico, cambios de ciertos hábitos de vida y de alimentación, así como también de un tratamiento quirúrgico.

Dentro de las alternativas quirúrgicas ofrecidas en la consulta, son:

⁃ Prostatectomía (remoción completa o una parte de la próstata)
⁃ Nefrectomía (retiro de un riñón)
⁃ Resección de tumores vesicales (vía abierta o endoscópica)
⁃ Extirpación de verrugas venéreas
⁃ Pieloplastia, uretroplastia, cistoplastia (reconstrucción de la vía urinaria de manera abierta o laparoscópica)
⁃ Orquiectomía, varicocelectomía, hidrocelectomía, espermatocelectomía (remoción de tumores testiculares y alteraciones del cordón espermático y estructuras aledañas)
⁃ Ureteroscopia, nefrolitotomía, ureterolitotomía (cirugía para cálculos urinarios de índole abierta, endoscópica, láser o laparoscópica)
⁃ Vasectomía (cirugía para no tener más hijos)
⁃ Colocación de prótesis pensaba (cirugía para disfunción eréctil)

Qué ventajas tiene que un varón consulte con un especialista en urología?

Recibir un servicio especializado y diligente relacionado a los padecimientos que solemos presentar los hombres.

En los últimos treinta años, bastantes estudios lo han demostrado, se ha facilitado la detección temprana del cáncer de próstata. Enfermedad silenciosa con un precedente familiar y particularmente genético así como de factores de riesgo, décadas atrás solía ser diagnosticado de manera tardía, con la oportunidad solamente de ofrecerse, en ese entonces, tratamientos paliativos. Gracias al descubrimiento del antígeno prostático específico (PSA) y a la realización con esmero del tacto rectal, el urólogo tiene indicios de si el paciente puede tener cáncer de próstata y ordenar estudios que lo descarten. En caso contrario, de confirmarse la enfermedad, ofrecerá a la mayor brevedad, el tratamiento más óptimo que ofrezca cura al paciente.

Así mismo, con la alta frecuencia con que solemos padecer de prostatismo (síntomas producidos por el agrandamiento de la próstata) a partir de los cuarenta años de edad, el que podamos consultar tempranamente al especialista, permitirá que se inicie un tratamiento en fases incipientes, haya mejoría de las molestias y se prevenga a futuro un desenlace incómodo como sería infecciones urinarias, orinar con sangre (hematuria), daño renal por obstrucción o sufrir de un evento de retención urinaria aguda (necesidad de colocación de sonda uretral).

Por otro lado, el detectar y recibir tratamiento conveniente y temprano para cálculos urinarios, previene que a futuro lleguemos a tener daño o pérdida de la función completa del riñón. Evita que ocurra una infección severa con eventual aparición de pus en el tracto urinario. Prevé secuelas por afectación renal crónica, como hipertensión, infecciones urinarias persistentes o fístulas renales.

Igualmente, todos aquellas molestias del pene y los testículos que pueden perjudicar nuestra vida diaria, uso de ropa interior y, más que nada, nuestro desempeño sexual, tienen solución con la visita a su médico especialista en urología.

Cuáles son los beneficios de una cita con urólogo particular?

Naturalmente son relevantes. Ante las dificultades que actualmente afrontamos como pacientes del sistema de salud, donde no hay oportunidad de asignación de citas, alta rotación de médicos, trámites dispendiosos, tiempos de espera y trabas administrativas, atender una cita particular le da una valiosa oportunidad al paciente de iniciar una relación con su médico y brindar una solución pronta a la enfermedad. El más importante patrimonio de un ser humano es su salud. Toda persona tiene derecho a disfrutar de un estado de bienestar físico, mental y social que le permita desempeñarse óptimamente en su vida, a su vez, gozará de trascendencia, libertad, control y dominio de su familia, hijos, pareja y trabajo. Valerse por sí mismo, más allá de las penurias que puede llegar a contemplar el sistema de salud, tiene un importante valora para cada uno de nosotros.

Desde otro ángulo, una atención en salud rápida y oportuna ofrece al paciente librarse de manera expedita de su aflicción, aquella que conlleva a que no pueda laborar, salir de paseo, disfrutar con su familia, en últimas, no ser feliz.

Sí desea más información sobre cómo un urólogo certificado como el Dr. Juan Pablo Moncada puede ayudarle, no dude en agendar una cita particular en Bogotá o Zipaquirá