¿Qué es la prostatitis?

¿Qué es la prostatitis?

La próstata es una pequeña glándula en forma de nuez que forma parte del sistema reproductivo masculino. El trabajo principal de la próstata es ayudar a producir líquido para el semen. El semen protege y energiza el esperma. La prostatitis se atribuye comúnmente al dolor en y alrededor del área pélvica, comenzando con la próstata. Puede sucederle a hombres de todas las edades. Puede ser por:

  • Una infección causada por bacterias
  • Inflamación (tejido doloroso, rojo e hinchado) a causa de una lesión o infección

¿Cuáles son los síntomas de la prostatitis?
La manera en que usted se siente le ayudará a su médico a diagnosticar el tipo de prostatitis que usted tiene. La prostatitis crónica/síndrome de dolor pélvico crónico (CP/ CPPS) es una inflamación de la próstata y de los nervios de esta área. El dolor por CP/CPPS puede durar de semanas a meses. Esto NO es una infección. Los síntomas son:

  • Dificultad para orinar (algunas veces con dolor)
  • Dolor dentro y alrededor de la vejiga, los testículos, el pene y/o el ano
  • Dolor con la eyaculación

La prostatitis bacteriana crónica es causada por bacterias y es menos común. Se sabe que va y viene durante un largo período de tiempo; por lo menos tres meses. Los síntomas pueden ser:

  • Una sensación de ardor al orinar
  • La necesidad de orinar con frecuencia (8 o más veces al día)
  • Dolor dentro y alrededor de la vejiga, los testículos, el pene y/o el ano
  • Dolor con la eyaculación

La prostatitis bacteriana aguda también es causada por bacterias y es menos común. Los síntomas de este problema pueden comenzar repentinamente y pueden ser muy dolorosos. Los hombres deben recibir atención médica de inmediato. Los síntomas incluyen

  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Ardor muy intenso al orinar
  • Dificultad para drenar la vejiga

La prostatitis no bacteriana puede ser por estrés, irritación de los nervios, lesiones o infecciones del tracto urinario pasadas. Esta forma de prostatitis no tiene signos de bacterias en la orina o el semen.

¿Qué causa la prostatitis?
No siempre se conoce la causa de la prostatitis. Algunas cosas pueden aumentar el riesgo de una infección bacteriana. Por ejemplo, una infección por contacto sexual, un catéter, una infección de la vejiga o un problema en el tracto urinario.

El dolor pélvico puede no provenir de la prostatitis. Otras razones para el dolor pélvico:

  • Tensión de los músculos del suelo pélvico
  • Cálculos en la próstata
  • Una estenosis uretral (estrechamiento de la uretra) o tejido cicatricial
  • Cáncer de próstata
  • Hiperplasia benigna de próstata (HPB) – un agrandamiento de la próstata

¿Cómo se diagnostica la prostatitis?
El urólogo en Bogotá Dr. Juan Pablo Moncada puede comenzar haciéndole preguntas acerca de su dolor para averiguar qué es lo que está mal. Se puede realizar un examen rectal digital (EDR) para detectar un agrandamiento o comprobar si hay dolor. El médico puede realizar una ecografía transrectal o utilizar un cistoscopio para observar más de cerca la próstata. También se le puede solicitar que se haga pruebas de laboratorio para buscar bacterias en la orina o en el líquido prostático. Se puede realizar un estudio del flujo urinario o un examen urodinámico para buscar una obstrucción.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para la prostatitis?
Su tratamiento dependerá del tipo de prostatitis que tenga. Usted puede probar uno o más hasta que encuentre algo que le ayude:

  • Antibióticos: a menudo utilizados como primer paso para matar cualquier bacteria.
  • Alfabloqueantes: ayudan a relajar los músculos alrededor de la próstata y en la base de la vejiga. Existen muchos tipos de estos medicamentos.
  • Agentes antiinflamatorios: medicamentos no esteroideos para reducir el dolor como la aspirina, el ibuprofeno, etc. También ayudan a relajar los músculos.
  • Masaje Prostático: ayuda a aliviar la presión en la próstata. Se realiza drenando el líquido de los conductos prostáticos mientras calma los músculos cercanos.
  • Biorretroalimentación: una forma de aprender a relajar ciertos músculos. Se realiza con un experto para ayudarle a disminuir la tensión en el suelo pélvico.
  • Remedios caseros: hay muchas cosas que se pueden hacer en casa para ayudar a reducir el dolor. Estos incluyen baños calientes, botellas de agua caliente, almohadillas térmicas y una almohada en forma de dona.
  • Cambios en el estilo de vida: como pérdida de peso y cambios en la dieta, aprender a relajarse y hacer ejercicios para aliviar los síntomas. No hay pruebas de que las hierbas y los suplementos ayuden a la prostatitis. Pregúntele a su proveedor de atención médica sobre los cambios que puede hacer.
  • Acupuntura: consiste en colocar agujas muy delgadas a través de la piel a diferentes profundidades y puntos del cuerpo por parte de un profesional para ayudar a reducir el dolor.
  • Cirugía: en casos raros, puede ser necesaria la cirugía en la uretra o en la próstata. Para que la cirugía de prostatitis funcione, debe haber un problema exacto, como una cicatriz en la uretra.

Enlaces de interés:
Maneras de mantener sus riñones sanos
Mitos y Hechos de la Testosterona Baja
Cotización cirugía urología
Lo que las mujeres deben saber sobre la vasectomía
Uretritis Bogotá

Agende su cita